CUERPO DE BOMBEROS Y BOMBERAS DEL MCIPIO. MIRANDA "MAYOR CHIQUINQUIRA TORRES URBINA"

Manual de Primeros Auxilios

29 Oct 10 - 11:55

MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS
AUTOR: CAPITAN MILTON SANDREA

INDICE GENERAL DE CAPITULOS.
1.- PRINCIPIOS GENERALES SOBRE PRIMEROS AUXILIOS: Definición de Primeros Auxilios- su importancia- Principios generales- examen del paciente- Signos Vitales: Pulso, Respiración, Tensión Arterial, Temperatura- Aviso a la familia y a las autoridades- ¿Qué hacer?- Algunos consejos prácticos- Contusiones y Traumatismos- Heridas: clasificación, primeros auxilios de las heridas graves, Punzantes, Cortantes, Contusas y por arma de fuego.
2.- TRAUMATISMOS DE CRÁNEO, CARA, CUELLO, TORAX Y ABDOMEN: Heridas contusas del cuero cabelludo- Fractura del cráneo- Heridas de la cara y del Cuello- Traumatismo del tórax- Fracturas de costillas- Tratamiento de urgencia y definitivo- Traumatismo del abdomen y de los Huesos- Fracturas y sus complicaciones- Su tratamiento de urgencia- Luxaciones y esguinces- lesiones de los cartílagos- Hernia del disco intervertebral.
3.- COMPLICACIONES DE LOS TRAUMATISMOS: Choque traumático (shock)- Su tratamiento- Como evitarlo- Hemorragias: Definición, clasificación y efectos- Síntomas Generales- Tratamiento de Urgencia y definitivo- El torniquete- contaminación e infección- Linfangitis Aguda- Accesos y panadizos- El baño alternado- Las gangrenas y el Tétanos- Profilaxis.
4.- MORDEDURAS Y PICADURAS DE ANIMALES: Mordedura de perro- La hidrofobia o Rabia- Otras mordeduras- Mordeduras de serpientes venenosas- Picaduras de araña, de otro insectos.
5.- QUMADURAS: Definición- Causa- Grados de Quemaduras y síntomas locales- Tratamiento- Como apagar las ropas en llamas- Quemaduras por sustancias varias- insolación y acaloramiento- lesiones producidas por el frío.
6.- PÉRDIDA DEL CONOCIMIENTO: Desmayos y Sincopes- ¿Qué hacer mientras llega el médico?- Comas tóxicos Urémicos, Diabético, y por Hemorragia cerebral- Ataques de histerismo- Convulsiones, en el niño y en el adulto.
7.- ASFIXIA: Causas, Síntomas y tratamiento- Asfixia por sumersión- Respiración Artificial- Asfixia por gases- Asfixia del Recién Nacido- Accidentes por la electricidad- Como evitarlo.
8.- PARADA CARDIACA O CARDIORRESPIRATORIO: Aplicación de R.C.P.C.
9.- INTOXICACIONES Y ENVENENAMIENTO: Tratamiento general de las intoxicaciones- Antídotos o contravenenos- Como eliminar un tóxico del estomago- Envenenamientos agudos- Intoxicaciones alimenticias- Como evitarlas.
10.-NOCIONES SOBRE VENDAJES: Distintos usos de los vendajes- Material con que se hacen- distintas formas de vendas: Enrollados, vendas T, Esculteto de abdomen, Vendaje triangular- Principios generales para la aplicación de las vendas enroladas- vendajes de distintas partes del cuerpo.
11.- TRANSPORTE DE HERIDOS: Principios Generales- Transporte Manual- En material especial o Improvisado- En vehículo.
12.- CUERPOS EXTRAÑOS Y OTRAS EMERGENCIAS: Cuerpos extraños en la piel, los ojos, el oído, la nariz, las vías respiratorias y el tubo digestivo- Hipo- Calambres musculares- Cólicos intestinales- Mareo- Mal de altitud- Escalofríos- Dolor de muelas y Cefaleas.

CAPITULO 01 PRICIPIOS GENERALES SOBRE PRIMEROS AUXILIOS
DEFINICIÓN: Es el tratamiento inmediato y provisional dado en caso de accidente o enfermedad imprevista. Generalmente se presta en el sitio del accidente y con excepción de ciertos casos leves, hasta que pueda ponerse al paciente a cargo de un médico para su tratamiento definitivo.

SU IMPORTANCIA: Sería conveniente que el mayor número de personas adquiriera nociones sobre primeros auxilios para poder prestarlos cuando sea necesario, el saber que hacer permite a veces salvar una vida, a menudo evita la agravación de una lesión, siempre reduce el sufrimiento del accidentado, y lo pone además en las mejores condiciones para recibir el tratamiento definitivo.

PRINCIPIOS GENERALES: Aunque cada caso y tipo de accidente tiene su procedimiento y tratamiento especial hay medidas aplicables a un gran número de ellos.

HACIENDOSE CARGO DE LA VICTIMA: Frente a un accidentado y no habiendo alguien con más conocimientos sobre primeros auxilios, el que conozca de primeros auxilios deberá por razones humanitarias encargarse de practicarlos. Hay que actuar con rapidez, pero sin precipitación y ésto evitará el pánico en los demás, al actuar en forma segura y serena, se obtendrá la confianza de la victima y de las personas alrededor así como su cooperación. La ayuda de algunas personas será de gran utilidad, siempre y cuando no sean muchos de tal manera que rodeen al accidentado haciendo comentarios inapropiados que puedan perjudicar las labores alarmando a la victima. Aún con pérdida de conocimiento de la victima hay que alejar a los curiosos, hay que procurar que circule aire puro alrededor del accidentado.

EXAMINANDO A LA VICTIMA: Frecuentemente a simple vista se puede observar cual es la lesión producida por el accidente, sin embargo es conveniente hacer un examen físico visual de la victima, comprobando así la existencia de otras lesiones importantes, o para descubrir alguna que no sea evidente. Si se tiene información de la clase de accidente, se podrá deducir la probabilidad de ciertas lesiones. Por lo que se puede asumir que si la victima sufrió una caída o fue golpeado por un vehículo en movimiento, se buscaran fracturas. Podrá saberse con prontitud si existe hemorragias, falta de respiración, pulso débil o ausente, pérdida del conocimiento o estado de choque (shock), que por su gravedad deben ser atendidos urgentemente sin pérdida de tiempo. Obsérvese la postura del cuerpo, si algún miembro o zona de éste presenta alguna anormalidad, ésto indicará una posible fractura o luxación en la zona afectada, busque signos de cianosis o palidez cutánea, enrojecimiento de la piel. Se deberá realizar el examen físico por la cabeza observando el cráneo en busca de heridas, salientes o hundimientos en el contorno del cráneo, véase si sale sangre u otro fluido de los oídos, fosas nasales, lo que indicaría probable fractura del cráneo, conviene examinar la boca en búsqueda de objetos extraños sueltos, dentaduras postizas, dientes rotos que pueden pasar a la traquea, en caso de envenenamiento el examen bucal revelaría quemaduras provocadas por las sustancias. Mientras se practica el examen es recomendable hacer todas las anotaciones pertinentes, tales como olor del aliento, que ayude a determinar la causa del accidente y pérdida del conocimiento. El olor a acetona es característico del como diabético, el olor a orina en el aliento es provocado por la uremia, el olor a alcohol hace probable la embriaguez sin embargo hay que ser muy prudente en no atribuirle al alcohol todos los síntomas que se presentan en éste último caso, la victima puede además de tener una intoxicación alcohólica, una fractura de cráneo o de los miembros, o una hemorragia cerebral. Pálpese luego la nuca , para ver si hay o no irregularidades en la columna cervical. Lo mismo se buscara palpando ambas clavículas y hombros, los miembros serán luego examinados para determinar si presentan o no fracturas o luxación. Un punto muy importante es el examen de la columna vertebral, pues en el caso de haber fracturas de la misma, la falta de cuidados especiales al mover o transportar al lesionado puede causarle daños irreparables. Si el accidentado no ha perdido el conocimiento, podrá sentir mucho dolor a nivel de las vértebras cuyos cuerpos han sido aplastados. Tal dolor puede irradiarse hacia los lados del cuerpo, a veces en forma de cinturón. Si la fractura ha comprimido o lesionado la médula espinal, puede haber pérdida de movimiento y de sensibilidad en los miembros inferiores, o aún en los superiores, retención de la orina, entre otros. En caso de que la victima haya perdido el conocimiento debe sospecharse que hay fractura de columna si se observa alguna saliente anormal o angulación de alguna parte de la misma. Al estudiar más adelante el transporte de heridos se mencionarán las precauciones que se deben observar en éstos casos. Continúese el examen por el tórax y luego el abdomen. Pocas veces se ven deformaciones del tórax por hundimiento de las costillas, pero con frecuencia hay fracturas de las mismas, que se manifiestan mayormente por dolor en el punto de la fractura, que aumenta con las inspiraciones profundas, la tos y cuando se presiona sobre la o las costillas afectadas, aún en un punto alejado de la fractura. Uno de los puntos que es más importante determinar al examinar el abdomen de un lesionado, es si hay o no rigidez de los músculos de la pared abdominal anterior. Si la hay debe sospecharse lesión interna, probablemente ruptura de algún órgano interno, como el estomago o el intestino. En ese caso, solo una intervención quirúrgica urgente puede salvar la vida de la victima. La totalidad de éste examen debe practicarse en unas minutos.

SIGNOS VITALES. Son signos que denotan la existencia de la vida y su calidad, éstos se pueden clasificar en cuatro: - Temperatura. - Respiración. - Pulso. - Tensión arterial. Temperatura corporal, medida del grado de calor del organismo en animales de sangre fría y caliente. El mantenimiento de la temperatura corporal de los animales es resultado del metabolismo, un conjunto de procesos mediante los cuales se transforman los alimentos en proteínas, hidratos de carbono y grasas y se libera energía en forma de calor. El músculo activo metaboliza los alimentos más rápido que si está en reposo y se libera más calor, por ello la actividad física eleva la temperatura corporal. El temblor es una forma particular de actividad física que pone en movimiento ciertos músculos para estimular el metabolismo y de ese modo calentar el cuerpo. Las células de los animales de sangre caliente alcanzan su máxima eficacia funcional dentro de un estrecho intervalo de temperaturas.

En la especie humana, la temperatura correcta es de 37 ºC, aunque se considera que el intervalo de normalidad está entre 36,4 y 37,2 ºC. Si la temperatura corporal es excesiva, la actividad celular se resiente, y las propias células pueden resultar dañadas; cuando es demasiado baja disminuye el ritmo de metabolización de los alimentos. La temperatura corporal se regula por medio de la tasa de irradiación de calor por la piel y por la evaporación del agua. La sudoración (evaporación a través de los poros de la piel) y el jadeo (evaporación a través de los poros de la boca) son reguladores habituales de la temperatura en los animales de sangre caliente. Estos fenómenos están controlados de forma involuntaria por el cerebro. A diferencia de lo que ocurre en los animales de sangre caliente, en los de sangre fría —como insectos, reptiles, anfibios y peces—la temperatura corporal varía en función de la temperatura del medio; siempre es algo inferior a la de éste, para evitar la pérdida de humedad orgánica por evaporación. Como el ritmo metabólico disminuye cuando baja la temperatura exterior, los animales de sangre fría se vuelven torpes cuando las temperaturas son bajas. Para evitar una temperatura corporal excesiva, buscan durante el día los lugares frescos y oscuros. La temperatura corporal se mide con un instrumento denominado termómetro de mercurio. Este artefacto presenta diferentes modalidades hoy en día, el de mercurio tiene dos presentaciones, uno con un bulbo corto (el que se usa para tomar la temperatura rectal y axilar) y otro de bulbo largo (el que se usa para tomar la temperatura oral) aunque ambos pueden usarse indistintamente, siendo nuevos hay una razón para la diferencia en los bulbos: el que tiene el bulbo corto se usa en lugares delicados como la mucosa rectal y vaginal por ser menos traumático y el de bulbo largo en la mucos bucal ya que allí no hace daño, si se tiene cuidado. La temperatura puede tomarse en varios sitios del cuerpo. 1. la boca, debajo de la lengua. 2. la axila. 3. el recto. Estas zonas son perfectas debido a que son muy vascularizadas, es decir poseen gran cantidad de vasos sanguíneos. Respiración, proceso fisiológico por el cual los organismos vivos toman oxígeno del medio circundante y desprenden dióxido de carbono (CO2).

En los seres humanos y en otros vertebrados, los pulmones se localizan en el interior del tórax. Las costillas forman la caja torácica, que está delimitada en su base por el diafragma. Las costillas se inclinan hacia delante y hacia abajo cuando se elevan por la acción del músculo intercostal, provocando un aumento del volumen de la cavidad torácica. El volumen del tórax también aumenta por la contracción hacia abajo de los músculos del diafragma. En el interior del tórax, los pulmones se mantienen próximos a las paredes de la caja torácica sin colapsarse, debido a la presión que existe en su interior. Cuando el tórax se expande, los pulmones comienzan a llenarse de aire durante la inspiración.

La relajación de los músculos tensados del tórax permite que éstos vuelvan a su estado natural contraído, forzando al aire a salir de los pulmones. Se inhalan y se exhalan más de 500 cc de aire en cada respiración; a ésta cantidad se denomina volumen de aire corriente o de ventilación pulmonar. Aún se pueden inhalar 3.300 cc más de aire adicional con una inspiración forzada, cantidad que se denomina volumen de reserva inspiratoria. Una vez expulsado éste mismo volumen, aún se pueden exhalar 1.000 cc, con una espiración forzada, cantidad llamada volumen de reserva espiratoria.

La suma de éstas tres cantidades se llama capacidad vital. Además, en los pulmones siempre quedan 1.200 cc de aire que no pueden salir, que se denomina volumen de aire residual o alveolar. Los pulmones de los humanos son rojizos y de forma piramidal, en consonancia con la forma de la cavidad del tórax. No son simétricos por completo, en el pulmón derecho se distinguen tres lóbulos y en el izquierdo dos, el cual presenta una cavidad donde se alberga el corazón. En el medio de cada uno de ellos está la raíz del pulmón, que une el pulmón al mediastino o porción central del pecho.

La raíz está constituida por las dos membranas de la pleura, los bronquios, las venas y las arterias pulmonares. Los bronquios arrancan de los pulmones y se dividen y subdividen hasta terminar en el lobulillo, la unidad anatómica y funcional de los pulmones. Las arterias y las venas pulmonares acompañan a los bronquios en su ramificación progresiva hasta convertirse en finas arteriolas y vénulas de los lobulillos, y éstas a su vez en una red de capilares que forman las paredes de los alvéolos pulmonares. Los nervios del plexo pulmonar y los vasos linfáticos se distribuyen también de la misma manera. En el lobulillo, los bronquiolos se dividen hasta formar los bronquiolos terminales, que se abren al atrio o conducto alveolar. Cada atrio se divide a su vez en sacos alveolares, y éstos en alvéolos.

La respiración de una persona se puede determinar contando las veces que ésta inspira haciendo un conteo de la elevación del tórax (en un adulto) o el abdomen (en caso de un bebe) en un lapso de un minuto. Pulso, en fisiología, expansión rítmica de las arterias consecuencia del paso sucesivo de oleadas de sangre producidas por las contracciones continuas del corazón. Las arterias se asemejan a tubos elásticos, y cada contracción cardiaca impulsa de 30 a 60 grs. de sangre en los vasos sanguíneos ya llenos. La distensión consecutiva se trasmite a lo largo del sistema arterial a un ritmo de 7 m. por segundo hasta que alcanza los capilares en los que se pierde, debido a la resistencia periférica al flujo sanguíneo y a la ausencia de elasticidad de las paredes vasculares. El pulso se puede palpar dondequiera que una arteria discurra sobre una estructura sólida como un hueso o un cartílago. La cúspide de la onda del pulso representa la presión sistólica; el seno de la onda la presión diastólica (véase Tensión arterial).

La frecuencia del pulso varía desde 150 latidos por minuto en el embrión y a unos 60 en el anciano. La autosugestión y ciertos programas de aprendizaje pueden alterar mucho la frecuencia. En las enfermedades, la frecuencia del pulso suele variar en proporción directa a la temperatura corporal. Esta correspondencia es tan regular que un médico experimentado puede calcular aproximadamente la temperatura de un paciente a partir de la frecuencia del pulso. Por lo general, el pulso se toma en la muñeca y los cambios en su frecuencia, ritmo e intensidad indican al especialista la incubación o existencia de una enfermedad. A veces el pulso es detectable en las venas grandes. Con frecuencia es el doble de rápido que el pulso arterial, y está producido por variaciones en la presión en la aurícula izquierda. Para determinar la frecuencia del pulso se debe hacer presión con los dedos índice y medio sobre la arteria que pase por encima de una prominencia ósea y contar los latidos que se sientan en un minuto, el pulso se puede palpar en varias zonas del cuerpo por donde pasa una arteria:
1. zona radial. ( en la parte interna de la muñeca )
2. zona carótida. ( en el cuello, debajo de la mandíbula )
3. zona humeral. ( parte interna del brazo )
4. zona femoral. ( en la ingle )
5. zona poplítea. ( detrás de la rodilla )
6. zona pedia. ( en la parte superior del empeine del pie ) Tensión arterial, presión ejercida por la sangre sobre las paredes de las arterias. La tensión arterial es un índice de diagnóstico importante, en especial de la función circulatoria. Debido a que el corazón puede impulsar hacia las grandes arterias un volumen de sangre mayor que el que las pequeñas arteriolas y capilares pueden absorber, la presión retrógrada resultante se ejerce contra las arterias. Cualquier trastorno que dilate o contraiga los vasos sanguíneos, o afecte a su elasticidad, o cualquier enfermedad cardiaca que interfiera con la función de bombeo del corazón, afecta a la presión sanguínea.

En las personas sanas la tensión arterial normal se suele mantener dentro de un margen determinado. El complejo mecanismo nervioso que equilibra y coordina la actividad del corazón y de las fibras musculares de las arterias, controlado por los centros nerviosos cerebroespinal y simpático, permite una amplia variación local de la tasa de flujo sanguíneo sin alterar la tensión arterial sistémica. Para medir la tensión arterial se tienen en cuenta dos valores: el punto alto o máximo, en el que el corazón se contrae para vaciar su sangre en la circulación, llamado sístole; y el punto bajo o mínimo, en el que el corazón se relaja para llenarse con la sangre que regresa de la circulación, llamado diástole.

La presión se mide en milímetros (mm) de mercurio con la ayuda de un instrumento denominado esfigmomanómetro. Consta de un manguito de goma inflable conectado a un dispositivo que detecta la presión con un marcador. Con el manguito se rodea el brazo izquierdo y se insufla apretando una pera de goma conectada a éste por un tubo. Mientras el médico realiza la exploración, ausculta con un estetoscopio aplicado sobre una arteria en el antebrazo. A medida que el manguito se expande, se comprime la arteria de forma gradual.

El punto en el que el manguito interrumpe la circulación y las pulsaciones no son audibles determina la presión sistólica. Sin embargo, su lectura habitual se realiza cuando al desinflarlo lentamente la circulación se reestablece. Entonces, es posible escuchar un sonido enérgico a medida que la contracción cardiaca impulsa la sangre a través de las arterias. Después, se permite que el manguito se desinfle gradualmente hasta que de nuevo el sonido del flujo sanguíneo desaparece.

La lectura en este punto determina la presión diastólica que se produce durante la relajación del corazón. Durante un ciclo cardiaco o latido, la tensión arterial varía desde un máximo durante la sístole a un mínimo durante la diástole. Por lo general, ambas determinaciones se describen como una expresión proporcional del más elevado sobre el inferior, por ejemplo, 140/80. Cuando se aporta una sola cifra, ésta suele corresponder al punto máximo, o presión sistólica. Sin embargo, otra cifra simple denominada como presión de pulso es el intervalo o diferencia entre la presión más elevada y más baja. Por lo tanto, en una presión determinada como 160/90, la presión media será 70. En las personas sanas la tensión arterial varía desde 80/45 en lactantes, a unos 120/80 a los 30 años, y hasta 140/85 a los 40 o más. Este aumento se produce cuando las arterias pierden su elasticidad que, en las personas jóvenes, absorbe el impulso de las contracciones cardiacas. La tensión arterial varía entre las personas, y en un mismo individuo, en momentos diferentes. Suele ser más elevada en los hombres que en las mujeres y los niños; es menor durante el sueño y está influida por una gran variedad de factores. Muchas personas sanas tienen una presión sistólica habitual de 95 a 115 que no está asociada con síntomas o enfermedad. La tensión arterial elevada sin motivos aparentes, o hipertensión, se considera una causa que contribuye a la arteriosclerosis. Las toxinas generadas dentro del organismo provocan una hipertensión extrema en diversas enfermedades.

La presión baja de forma anormal, o hipotensión, se observa en enfermedades infecciosas y debilitantes, hemorragia y colapso. Una presión sistólica inferior a 80 se suele asociar con un estado de shock. DAR AVISO AL HOSPITAL MÁS CERCANO O MÉDICO. Salvo en los casos de lesiones leves, es regla de los primeros auxilios informar de forma muy precisa los siguientes datos: lugar del accidente, clase de accidente, y de lesión, si hay o no hemorragia y su intensidad, estado general de la victima ( conocimiento, pulso, anormalidades en la respiración, coloración de la piel, enfriamiento entro otros.) si hay fractura o dolor intenso, entre otros. Además a de indicarse lo que se ha hecho. En el caso de que esta comunicación se haga por teléfono, lo que es siempre preferible para ganar tiempo, pídase consejo acerca de lo que conviene hacer hasta que llegue la ambulancia. Con todos estos datos, el médico puede ganar tiempo y traer todo lo indispensable para el tratamiento de urgencia y el transporte del paciente.

AVISO A LA FAMILIA: Si el paciente esta consciente será fácil obtener su nombre y dirección. En caso contrario y que nadie lo conozca se procurará a través de los documentos personales conocer su identidad. La persona encargada de avisar a la familia hablará con el familiar más cercano de la misma, pero evitando causar pánico e informando del centro de salud donde se le internará así como el tipo de accidente sufrido.

AVISOS A LAS AUTORIDADES: Hay que notificar a las autoridades correspondientes sobre el accidente, por ejemplo un accidente de transito debe ser informado a transito terrestre, un herido de bala, será notificado a la policía, y así sucesivamente. ¿QUE HACER? Es de suma importancia que al prestar los primeros auxilios se sepa que hacer, habrá que usar el sentido común y discreción atendiendo lo más urgente, pensando ante todo en la vida del paciente más que parecer un héroe haciendo maniobras espectaculares pero que lo pueden perjudicar. Quien preste primeros auxilios debe conocer sus limitaciones y no hacer cosas que no le son autorizadas. ************************************************************** ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS : Si la victima está acostada y se puede dejar acostado es preferible dejarlo en esa posición, en ocasiones moverlo agrava la lesión, se puede desmayar, si la cara se ve pálida déjesele baja, se está enrojecida se puede levantar un poco si el accidentado vomita se le debe girar la cabeza a un lado evitando que bronco aspire. Aflójele todo lo que le apriete, ésto lo ayudara a la respiración y circulación. No hay que quitar más ropa de la necesaria, pues hay tendencia al enfriamiento y el shock, o lo agrava. Tranquilícese al herido no le deje ver sus heridas sí éstas son graves. Muévase lo menos posible al accidentado, especialmente las partes lesionadas no se debe procurar que alguien inconsciente o semi conciente ingiera líquidos, podría ahogarse o agravarse una lesión interna. No se de beber bebidas alcohólicas, ésto lo perjudicaría. Si no llega la ambulancia trasládesele en cualquier vehículo con sumo cuidado, no se le debe mover la parte lesionada especialmente en caso de fracturas, en tal caso se inmovilizará el miembro afectado con las técnicas adecuadas.

TRAUMATISMOS (Contusiones, Heridas y Hemorragias)

DEFINICIÓN: Cuando un agente mecánico obre en forma brusca sobre los tejidos del cuerpo y vence sus resistencia, se dice que hay traumatismo, o accidente traumático. Agente traumático es la causa de la lesión. Según la fuerza viva del agente traumático (que depende de su peso y velocidad con que se mueve), según su forma y la resistencia de los tejidos, se producen lesiones de distinta intensidad y gravedad: contusiones, heridas de distintas clases, esguince, o torceduras, luxaciones, fracturas, arrancamientos, entre otros. La acción máxima del traumatismo suele producirse en el punto del primer contacto del agente traumático con los tejidos del organismo, punto que ha recibido el nombre de foco traumático. En otros casos la lesión se produce en un punto lejano, por repercusión, como la fractura de la base del cráneo producida por una caída sobre los pies, o una luxación del hombro por caída sobre su mano.
CONTUSIONES:
DEFINICIÓN: Cuando los tejidos del organismos sufren una lesión por un golpe o choque contra un cuerpo resistente sin que exista herida en la piel, se dice que hay contusión. Por lo general las contusiones son producidas por objetos sin filo ni punta, que chocan contra el organismo ( puño, bastón piedra entre otras ), otras veces es el organismo el que choca contra los objetos ( caídas choques ) Hay diversos tipos de contusión. Son frecuentes las equimosis y hematomas.

EQUIMOSIS: Hay equimosis (moretón) cuando un golpe produce la ruptura de los pequeños vasos en el tejido celular subcutáneo y a veces en la misma dermis de la piel, de modo que se infiltra una pequeña cantidad de sangre entre los distintos elementos que forman dichos tejidos. Se observa, entonces en el lugar de la contusión, una mancha de color violáceo, que con el transcurso del tiempo se torna de color verdoso y luego amarillento, hasta desaparecer. Este cambio en el color de la equimosis se debe a la transformación del pigmento sanguíneo en pigmentos semejantes a los biliares. Hay además dolor y ligero edema de la zona contusionada. Se observarán equimosis no solo en las contusiones, sino también en las heridas contusas, esguinces o torceduras y fracturas. En éste último caso, la equimosis es habitualmente de aparición tardía. En cualquier equimosis, la aparición de la mancha característica no es siempre inmediata.

HEMATOMA: El hematoma se produce cuando la contusión rompe vasos de mayor tamaño y se derrama una mayor cantidad de sangre, la que puede infiltrarse en el tejido celular subcutáneo y en los músculos, o bien al separar los elementos vecinos, formar una colección o acumulación localizada de sangre. El hematoma puede localizarse en cualquier parte del organismo. Localizaciones frecuentes son los párpados y el cuero cabelludo. En este último caso recibe el nombre vulgar de “chichón”. Los síntomas del hematoma son: Saliente localizada y bastante marcada en el lugar del traumatismo, a menudo con el dolor que se describe al hablar de equimosis. En el caso de haberse colectado la sangre, puede por algunas horas sentirse la llamada crepitación sanguínea al palpar el hematoma, crepitación que se debe a la ruptura de los coágulos recién formados. Se ha comparado a la sensación que produce la compresión de la nieve. Cuando el hematoma se halla colectado en el cuero cabelludo, puede sentirse que, después de cierto tiempo existe un rodete relativamente duro y una zona más blanda en el centro, lo que podría hacer creer en hundimiento localizado de los huesos del cráneo, se observa sin embargo, que presionando durante cierto tiempo con el dedo en un punto del rodete, este se deprime, lo que no sucedería en el caso de o estar constituido por un reborde óseo. Una complicación posible, pero poco frecuente, del hematoma es su infección

TRATAMIENTO DE LAS CONTUSIONES:

EN LAS PRIMERAS HORAS: a. Mantener elevada la parte afectada; b. Colocar sobre la misma paños mojados con agua fría o helada, los que se renovarían a menudo. Puede también colocarse una bolsa de goma con hielo (fomentera).

El objeto de éste tratamiento es la de producir vaso constricción parando así la hemorragia de los vasos sanguíneos rotos. DESPUÉS DE 24 HORAS: Ayudar a la reabsorción de la sangre derramada y del edema (inflamación) con aplicaciones alternas de calor y frío. Aplicar calor por tres minutos y frío por medio minuto, durante un tiempo aproximado de 20 minutos. Comenzar con calor y terminar con frío. Sí se trata de una extremidad, se puede hacer ese tratamiento alternativamente colocándolo en un recipiente con agua tan caliente como se pueda tolerar, y en otro agua tan fría como se pueda conseguir. Sí no se puede sumergir en el agua el miembro afectado colóquese fomentos y paños de agua fría. La frecuencia de éste tratamiento varia según la intensidad del golpe y del malestar que produce. Al principio puede aplicarse cada 4 horas, luego 2 y 3 veces diarias. Para los hematomas grandes puede ser a veces necesario drenar el contenido por punción o abertura del tejido. Esta decisión la hará el médico.

HERIDAS:
DEFINICIÓN: Es la discontinuidad o ruptura de la piel o las mucosas, por un agente traumático. Un cuchillo, bala, un clavo, un fuerte golpe, pueden producir una herida. CLASIFICACIÓN: a) Tomando en cuenta la mayor o menor complicación de las heridas, éstas pueden dividirse en: simples, compuestas, y complicadas. HERIDAS SIMPLES CORTANTE: Es la producida por un instrumento filoso (cuchillo, navajo, entre otros), que no llega a lesionar los órganos internos. HERIDAS COMPUESTAS CONTUSAS: Es una herida a menudo de bordes irregulares y que lesiona, además de la piel, músculos, tendones, nervios, vasos sanguíneos, entre otros.

HERIDAS COMPLICADAS: Es la que se complica con una infección local o a veces general (flemón, tétanos, gangrena gaseosa ) Cuando la herida se ubica a nivel del tronco, es necesario saber si es penetrante o no.

HERIDAS PENETRANTES: Es la que penetra en una cavidad del organismo: peritoneo, pleura, pericardio, cavidad de una articulación. Son heridas de mayor gravedad.

HERIDAS NO PENETRANTES: Es la que lesiona la piel y otros planos superficiales, sin alcanzar a penetrar en las cavidades del cuerpo. b) Según la extensión del contacto entre el agente traumático y los tejidos, y al mismo tiempo tomando en cuenta el aspecto de la lesión. Pueden dividirse en: erosión, herida punzante, cortante, y contusa.

EROSIÓN O EXCORIACIÓN: Se produce Erosión o Excoriación por roce violento de una superficie áspera contra la piel, lo que origina el desprendimiento de las capas superficiales de la misma. Son frecuentes en los lugares de la piel que suelen estar descubiertas: rodillas, manos, codos, cara, entre otras. A menudo estas heridas se producen contra el suelo por ende se contaminan con tierra, asfalto, alquitrán entre otros. Que pueden quedar incrustados en la dermis, por lo tanto existe el riesgo de infección. Sí ésta es intensa, puede destruirse la capa germinativa de la piel, haciendo que la cicatrización sea lenta. Se observa una superficie más o menos extensa de la que salen algunas gotas de sangre y a menudo también linfa.

TRATAMIENTO DE HERIDAS: Se indicar a continuación el tratamiento de heridas graves, es decir, las muy extensas o profundas y las acompañadas de hemorragias. Luego se estudiaran algunas técnicas de asepsia y antisepsia necesarias para toda persona que quiera tratar una herida correctamente. 1. Detenga la hemorragia si ésta es abundante. Si la sangre es de color rojo claro y sale en chorro intermitentes, hay una arteria o arteriola seccionada. Haga presión por encima de la herida, entre el corazón y el borde de la herida. Si el flujo cesa probablemente es que se está ejerciendo la presión en el sitio adecuado, la presión puede hacerse con las puntas de los dedos o con el dorso de la mano, ayuda presionar al mismo tiempo con una gasa sobre la herida. Si no cede y ésta en una situación en la que no tiene muchas opciones y recordando que es un método delicado y peligroso, aplique un torniquete por encima de la herida (no debe dejarse nunca más de 20 segundos seguidos), apriete por 20 segundos y afloje, hágalo hasta que pare el flujo. El torniquete debe hacerlo de manera que no quede muy fino, no utilice para ello cuerdas, alambres o similares, puede usar una venda, una corbata un trozo de tela de camisa entre otros. Si la hemorragia no es muy profusa y la sangre es oscura, es probable que se haya roto una vena o varias de ellas, hago presión en la herida con suficiente gasas, en lo posible estériles, hasta que la sangre se detenga. (haga suficiente presión, y no quite la gasa para observar) 2. Evite el Shock traumático o trate de impedir su progreso. Acueste el herido grave si es posible con la cabeza más baja que los pies, abrigüelo para evitar el enfriamiento. Si hay Shock (palidez, cianosis en los labios, punta de losa dedos, pulso débil y rápido, respiración rápida e irregular, piel cubierta de sudor frío), evite moverlo y no se ocupe del tratamiento de la herida a no ser que sea grave y tenga que detener la hemorragia cubriéndola con gasas. 3. Evite de llevar a la herida más gérmenes de los que ya hay, si se puede no ponga en contacto la herida con las manos sin guantes estériles o telas o algún otro objeto no estéril. A veces dependiendo el sitio y su gravedad así como las condiciones del momento hay que utilizar las manos o algún apósito no estéril , es preferible una victima viva con una herida contaminada que un cadáver. 4. Hágase la limpieza de la herida, desinfección de la piel que la rodea, colocación de un apósito estéril.

PRINCIPIOS GENERALES DEL TRATAMIENTO DE LAS HERIDAS:
1. Lávese cuidadosamente las manos con abundante agua y jabón desde el pliegue del codo hasta las manos, antes de tratar una herida, puede ser necesario emplear un pequeño cepillo para las uñas y pliegues.
2. Todo material médico quirúrgico si se tiene debe ser estéril por auto clave o en su defecto y dependiendo de la situación y recursos disponibles, se deberá esterilizar el material a utilizar, hirviéndolo de 15 a 20 minutaos. Se considerará contaminado todo aquello que haya tocado algo no esterilizado.
3. Evite hablar, toser estornudar cuando éste haciendo una cura, fácilmente se proyectan gotas de saliva cargadas de gérmenes que pueden contaminar la herida, ésto se puede evitar al usar mascarillas descartables o desviando la cara, se puede usar cualquier tipo de tela o gasa, pañuelo para construir una mascara improvisada.

TRATAMIENTO DE LAS EROSIONES Y ESCORIASIONES:
1. Límpiese cuidadosamente la superficie de la herida con solución jabonosa (estéril), agua oxigenada, solución de betadine, si se le posee, sino con agua hervida, remueva cuanto sucio pueda y téngase cuidado con objetos enclavados en la misma, tales como vidrio, astillas de metal, madera. Si ésto ocurre no trate de retirarla, cubra la herida y de inmediato lleve a la victima a un centro de salud, éste tipo de tratamiento puede ser de cirugía menor a cargo de un médico.
2. Una vez lavada la herida y en caso de haberla utilícese merthiolate o mercurio cromo (yodina) también se puede usar como un excelente desinfectante el listerine. Es importante preguntar con antelación al uso de soluciones yodadas a la victima si está consciente, si es alérgico o no al yodo, si esta inconsciente, y ante la duda preferiblemente no se use o realícese con listerine solamente.
3. Colóquese apósitos de gasa en lo posible glicerinada, o vaselinada para evitar que la gasa se adhiera a la herida, por encima de ésta colocar gasa seca y luego algodón, luego fijar con vendas y si la lesión lo permite con adhesivo prestando mucha atención de no fijarlo a la piel lastimada. En caso de no tener gasas glicerinada o vaselinada se deberá colocar una cubierta de tela previamente hervida de tal manera de esterilizarla, para cubrirá la lesión .

HERIDAS PUNZANTES: Es la causada por un instrumento agudo: aguja, lesna, clavo, alambre, espina, florete, espada, cuchillo entre otros, si el instrumento es bien agudizado separará delante de si los elementos que encuentre a su paso, sin cortarlos. El orificio que queda en ese sitio a nivel de la piel es pequeño y salen pequeñas gotas de sangre por el mismo. Al no haber nervios seccionados son poco dolorosas. El peligro de éste tipo de herida radica en su profundidad, a veces grande (posibilidad de herida penetrante), y en los gérmenes que pueden llegar a la profundidad y que pueden provocar una infección local o general (tétanos). Cuando no penetran una cavidad del cuerpo son limpias, curan generalmente bien. Un ejemplo de herida punzante es la que se produce al colocar una inyección, o al pisar un clavo.

TRATAMIENTO DE LAS HERIDAS PUNZANTES:
TRATAMIENTO DE URGENCIA: Trátese de hacer que la herida sangre por presión suave arrastrando así hacia fuera las sustancias que puedan contaminarla, si el cuerpo extraño está aún enclavado (espina, astilla entre otras), sáquesela con una pinza o aguja esterilizada (la extracción se hace en caso que el objeto no éste muy profundo y dependiendo el área que está afectando), límpiese la piel alrededor de la herida con agua hervida o jabón pero si se tiene, agua oxigenada, solución de betadine, o listerine hágalo, lavando con el agua oxigenada y luego desinfecte con listerine o solución betadine. Luego cúbrala con apósitos.

TRATAMIENTO DEFINITIVO: Si la herida punzante se ha producido con un objeto sucio o no se deberá inocular con toxoide tetánica a la victima en todo caso. Se deberá limpiar muy bien la herida y probablemente será necesario anestesiar localmente con cifarcaína o novocaína. Habrá que limpiar el interior de la herida para asegurarse que no quede nada que pueda infectar posteriormente la zona, luego si es necesario habrá que suturarse la herida. Este procedimiento se debe hacer en lo posible en un centro de salud y lo debe efectuar un médico, en su defecto un paramédico especializado graduado y autorizado, bombero, cruz roja, protección civil entre otros.

HERIDA CORTANTE: Es la producida o un instrumento filoso: cuchillo, bisturí, navaja, vidrio, entre otros. Predomina en estas el largo sobre el ancho, sus bordes son limpios y netos. En los niños y personas jóvenes los bordes de la herida tienden a separarse debido a la elasticidad de la piel, especialmente en áreas como el abdomen, las piernas y los brazos, en personas mayores especialmente el la planta del pie y palma de la mano hay poca tendencia a la separación de los bordes de la herida. Estas heridas por lo general producen gran hemorragia dependiendo de la extensión de la misma y los vasos sanguíneos seccionados, el dolor que se produce en éste tipo de heridas se debe a la sección de los nervios del área afectada. Cuando la herida es profunda lesiona músculos, nervios y vasos sanguíneos y dependiendo de su profundidad órganos internos.

TRATAMINTO DE HERIDAS CORTANTES:
TRATAMIENTO DE URGENCIA: a) Detener la hemorragia haciendo presión sobre la herida, hay que considerar si no se ha seccionado un gran vaso, de lo contrario urge el traslado y la utilización de técnicas que controlen el flujo de sangre del importante vaso, adicionalmente a la colocación de hidratación parenteral (suero o soluciones que repongan los líquidos perdidos). b) Limpieza de la herida, se hará tal como para la herida punzante, con los mismos cuidados, utilizando técnicas de asepsia y antisepsia, se deberá primero usar una solución jabonosa de betadine, soluhex, o algún similar, procurar limpiar a fondo la herida. c) La desinfección se hará de tal manera que no se repase con la misma gasa el sitio de la herida y debe hacerse en lo posible de dentro hacia fuera y en forma de aspirar, descartar la gasa y repetir con una nueva y empapada de: Listerine, solución betadine o similar. (se deberá utilizar guantes estériles en lo posible ) d) Apósito. Colocar los apósitos de gasa sobre la herida si es posible empapados de algún cicatrizante (rifócina, madecasol entre otros), luego colocar uno seco sobre éste y fijar con adhesivo o vendas.

TRATAMIENTO DEFINITIVO: Habrá que suturar la herida uniendo los bordes de la misma para una mejor cicatrización de la misma, éste procedimiento es estrictamente médico, si no ha pasado más de 08 horas es posible suturar sin problemas. La cara, el cuello, cuero cabelludo y otros tejidos muy vascularizados, se puede a menudo suturar aun cuando hayan pasado más de 08 horas desde el momento de la herida, antes que la sutura se hebra realizando la correcta limpieza y desinfección de la herida, previamente a la sutura se ha debido anestesiar el área con cifarcaína o novocaína. un método que se puede usar en ciertos casos de heridas pequeñas es la de unir los dos bordes de ésta con adhesivo en tiras delgadas que se colocan transversalmente a la herida, hay cintas estériles para éste propósito.

HERIDAS ONTUSAS (LACEROCONTUSAS O LACERANTES) Heridas contusas son las producidas por objetos romo: piedra, bastón, maquinas, martillo, o por caídas sobre el suelo entre otros. Se le ha definido también como “contusión abierta”. Los bordes de la herida son irregulares, a menudo desgarrados. La cantidad de sangre que sale de la herida y el dolor son menores que en una herida cortante de la misma zona, debido al aplastamiento de vasos y nervios. Hay tendencia al enfriamiento de la herida por falta de vitalidad de los tejidos, en toda herida hay una zona superficial en las que las células han muerto. Dicha zona está rodeada por otra de tejidos de vitalidad reducida que podrían morir o recuperarse, según las circunstancias. Mientras que en las heridas punzantes y en las cortantes la zona de células muertas es mínima y las de tejidos con poca vitalidad es muy reducida, en las heridas contusas la zona de tejido muerto es extensa y la zona de vitalidad disminuida, en la cual la función de las células está suspendida y la circulación sanguínea muy aminorada por vaso espasmo. Hay además abundante derrame intersticial de sangre y plasma. Toda ésta circunstancia hace muy favorable el desarrollo de los gérmenes microbianos. A ésto se suma la frecuencia con que dichas heridas se hayan contaminadas con tierra y cuerpos extraños. La resistencia de los diversos tejidos a la acción mecánica del traumatismo y la infección es muy variable. La piel tiene buena resistencia, mayor que la del tejido celular subcutáneo. El músculo es el que más sufre, tanto mecánicamente como en su nutrición y es campo fértil para el desarrollo de graves infecciones, como por ejemplo la gangrena gaseosa. No se puede juzgar el grado de las lesiones profundas, tomando solamente en cuenta las de la piel. Los desprendimientos, los aplastamientos y las heridas por arma de fuego son también heridas contusas. ( las heridas por arma de fuego se estudiarán aparte).

TRATAMIENTO DE LAS PEQUEÑAS HERIDAS CONTUSAS: Si la herida abarca solamente la piel y el tejido celular y los bordes son bastante netos, sin perdida de la vitalidad de la piel, podrá tratarse como una herida cortante. En caso de que la piel tenga bordes irregulares o sin vitalidad, o cuando la herida contusa sea profunda, y lesione músculos u otros tejidos, será necesario, previa anestesia local, extirpar todos los tejidos muertos, eliminando el borde maltratado de la piel. Con éste procedimiento el médico transforma la herida en una cortante podrá seguirse el tratamiento para ésta última.

TRATAMIENTO DEFINITIVO PARA GRANDES HERIDAS CONTUSA: Este debe ser en lo posible dentro de un centro asistencial donde pueda garantizársele al paciente si lo amerite: una transfusión de sangre o de alguno de sus derivados, el tratamiento para un shock si es necesario, o el tratamiento quirúrgico correspondiente. En caso de una cirugía menor deberá actuarse en menos de seis horas desde el momento de la herida, los procedimientos deben ser completamente asépticos. El cirujano decidirá que casos se deben suturar por completo y de inmediato y cuales no. En toda herida ésta indicado el tratamiento para la gangrena gaseosa y el tétanos.

HERIDAS POR ARMA DE FUEGO: Las heridas causadas por arma de fuego tienen distintas características a las anteriores debido a que éstas son producidas por proyectiles o perdigones los cuales penetran o desgarran el tejido humano, dependiendo el caso. Estos proyectiles son disparados a gran velocidad lo que produce un impacto destructor. En la mayoría de los casos éstas heridas presentan un agujero de entrada y otro de salida, dependiendo del sito del impacto y que puede obstruir la trayectoria del proyectil, así como tipo de arma utilizada, sí es una de gran poder o por el contrario es una de características contrarias. La velocidad que alcance el proyectil y distancia de donde se efectúa el disparo con relación al objetivo influyen enormemente en las características de la herida que deje la bala al penetrar el cuerpo humano. Generalmente el orificio de entrada es ligeramente menor al calibre de la bala, los bordes de ésta se observan hundidos, el área circundante presenta equimosis. Sí el disparo se hizo a quema ropa (75 centímetros de distancia o menor) se observa quemaduras en la piel denominado en ocasiones “tatuaje” el cual es producido por granos de pólvora al introducirse en la piel cuando el arma es disparada. El orificio de salida en mayor que el del proyectil, de forma irregular (alargado o en estrella) y con sus bordes salientes, la perforación interna varia según la velocidad del proyectil, ésta puede ser recta o desviada, los músculos sufren mayor desgarre que los tabiques. La herida de bala es generalmente poco dolorosa y no sangra mucho, salvo que haya lesionado un vaso importante o una víscera ricamente vascularizada TRATAMIENTO DE LAS HERIDAS POR ARMA DE FUEGO: TRATAMIENTO DE URGENCIA: 1. Si la herida sangra profusamente (lo cual es poco frecuente), detenerla por presión sobre la herida con gasa esterilizada o un genero bien limpio. 2. Límpiese bien el área con agua oxigenada o en sus ausencia con agua hervida evitando que penetre ésta en la herida, lo que arrastraría gérmenes a su interior. 3. Desinféctese la piel con solución de betadine o listerine. 4. Colóquese gasa sobre la herida, sin intentar extraer la bala o explorar el trayecto. 5. Abríguese bien a la victima evitando que se enfrié, como medida anti shock. 6. A éstos casos se le debe aplicar el mismo cuidado de asepsia y antisepsia explicados anteriormente. TRATAMIENTO DEFINITIVO: El médico determinara según el trayecto del proyectil dentro del cuerpo los daños a órganos interno y la conducta a seguir, así como dejar la bala o extraerla sí lo cree necesario o en caso de poner en peligro la vida de la victima.
Anonymous

Oscar Fernando Arias

10 Mar 2012 - 12:56 pm

es un exelente curso lo baje de esta pagina ahora lo puedo enseñar con los bomberos de ortega

Anonymous

Anónimo

17 Jun 2012 - 03:34 pm

Si como no puro copia y pega...

Anonymous

Jhon Fredi

04 Dec 2012 - 09:01 am

es una vacaneria esta pagina lo digo porque me toca q aprender pq yo soy un bombero de chaparral tolima estoy recien dentrado es un orguyo y les deseo una felis navidad a todos los bomberos de colombia.

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2015 CUERPO DE BOMBEROS Y BOMBERAS DEL MCIPIO. MIRANDA "MAYOR CHIQUINQUIRA TORRES URBINA"